"La cercanía con los ciudadanos es fundamental"

Por Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno, para la Alianza para el Gobierno Abierto.

 

Me reúno con ciudadanos de la ciudad de Buenos Aires entre dos y tres veces cada semana. Me junto con ellos en la calle, en cafeterías, o cuando salgo a correr por las mañanas. Con otros vecinos realizamos reuniones abiertas en diferentes barrios de Buenos Aires.

Escuchar lo que los ciudadanos tienen para decir es una lección de humildad para un funcionario público. Llegamos al servicio público para servir a otros.

Este deseo de estar cerca es uno de los valores fundamentales que promueve mi gestión. Estar cerca nos hace mejores en lo que hacemos: nos coloca en una mejor posición para captar las demandas y necesidades de los ciudadanos.

Al mismo tiempo, la cercanía permite revertir la creciente desconfianza de los ciudadanos en los gobiernos, que es una tendencia global. Estar cerca es una manera de ser abiertos, de crear espacios para la participación cívica y de comprometerse con otras instituciones públicas y de la sociedad civil.

De cierta manera, el movimiento de gobierno abierto no es más que un proceso de aprendizaje compartido. Cada vez más, los vecinos exigen y esperan espacios para presentar sus inquietudes e ideas. La tecnología facilita estos procesos.

Los procesos de toma de decisiones abiertos proporcionan mejores resultados. Estudios demuestran que las políticas que incluyen a los ciudadanos en alguna etapa de su creación son más factibles de ser implementadas de manera más eficiente y rápida. Generalmente, esto da como resultado una política pública más legítima.

En la Ciudad de Buenos Aires alentamos cada vez más la participación de los vecinos en nuestras políticas prioritarias. Tomemos, por ejemplo, los procesos de integración de las villas –en donde vive alrededor del 6% de la población– para transformarlos en un barrio más de la Ciudad. Todas las obras públicas que el Gobierno está realizando en estos barrios -cloacas, calles, veredas, nuevas viviendas, mudanza de oficinas gubernamentales, entre otras- involucran a las personas que viven ahí. Los vecinos participan del proceso de toma de decisiones.

Las nuevas tecnologías ofrecen nuevas oportunidades de participación ciudadana. Por ejemplo, a principios del 2017 lanzamos BA Elige, un sistema de colaboración online por medio del cual los ciudadanos pueden sugerir ideas para mejorar la ciudad, obtener apoyo de sus vecinos y votar para que sus propuestas se implementen.

BA Elige es el resultado de un proceso de colaboración con la ciudad de Madrid, se basa en una plataforma de software libre desarrollada por nuestros amigos y colegas españoles, socios en el programa piloto de entidades subnacionales de la Alianza para el Gobierno Abierto. Con esta aplicación, miles de ciudadanos generaron más de 26.000 propuestas para mejorar sus barrios, que a su vez fueron votadas por otros miles de vecinos.

La rendición de cuentas, la transparencia y la capacidad de respuesta también forman parte de los valores fundamentales del gobierno abierto. En ese sentido, en la Ciudad de Buenos Aires lanzamos nuestros Compromisos de Gobierno , 50 objetivos prioritarios de gobierno que impactan directamente en la calidad de vida. Son metas cuantificables y medibles, que los vecinos pueden monitorear online . Detrás de la idea de gobierno abierto subyace la idea de la escucha activa. Eso hace también a un gobierno inteligente, que asume que no tiene todas las respuestas, pero está dispuesto a salir a buscarlas en el diálogo con los vecinos.

*Artículo originalmente publicado por la Alianza para el Gobierno Abierto